lunes, 14 de abril de 2008

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA MEDITACIÓN

Redacción Vida X Vida

La respiración determina la vida del sujeto

La respiración es lo que marca o determina la vida del sujeto y su vida independiente, a través de la representación de la dinámica universal que es la expansión-contracción.

A través de esa representación en nuestros pulmones, con la primera inspiración nacemos o despertamos a este nivel de existencia: vida. Con la última espiración pasamos a otro nivel de existencia, deja de existir la materia física como la conocemos. Por lo tanto, a lo largo de toda nuestra vida, es la respiración la que mantiene o determina la existencia de la estructura física.



En la respiración es donde podemos vivenciar la existencia de esa energía cósmica, universal que nos envuelve y que se escapa al control de nuestra razón y voluntad. Respirar es la única función que el ser humano no puede inhibir voluntariamente por más de uno o dos minutos. Es una función involuntaria, es algo inherente a él mismo, a su estructura, es la alimentación inmaterial que nutre al ser humano.

La respiración se realiza quiera o no el sujeto. Voluntariamente puede dejar de comer, de ver, hablar… pero no puede dejar de respirar. La respiración no está sujeta a la voluntad. Por medio de la respiración podemos vivir la existencia de esa energía universal de la que dependemos y que no podemos manejar, sino que estamos sometidos a ella.

Con la respiración el ser humano capta la energía cósmica y se identifica con ella.

¿Por qué la respiración es la alimentación celeste del ser humano?
Decimos que la respiración es la alimentación celeste del ser humano, porque en la inspiración se capta el prana celeste, se introduce en el organismo la información procedente de esa energía universal que va a fomentar y activar todos los procesos yang del organismo.

Con la espiración se devuelve el prana al cielo, pero ya ha pasado por la experiencia de la estructura humana y lleva, por lo tanto, información de la estructura que es parte más inmaterial e invisible del ser humano…los sentimientos y los afectos…esas energías salen en la espiración.

Al inspirar captamos parte del prana celeste y parte de esas energías procedentes de otras personas. Es algo muy común entrar en un lugar y sentir “aquí se respira violencia o paz…”. En la respiración vamos a captar tanto información celeste, como información humana de interrelación.

Así, vemos que la respiración es uno de los pilares del centro interno del ser humano, que se ha ido perdiendo. No, ya no sólo no somos conscientes de todo lo que hemos expuesto anteriormente, sino que el ser humano a lo largo de su vida pierde capacidad de respirar adecuadamente.

¿Qué sucede en los primeros años?
Si observamos a un bebe vemos que respira con la parte inferior del abdomen, movilizando el diafragma, lo que, aparte de ventilar mejor las bases pulmonares, profundiza la energía celeste captada en la respiración hacia la zona de depósito de su esencia vital, favoreciendo su expansión y desarrollo.




¿Y después?
El ser humano va bloqueando la libre circulación de las energías y va perdiendo la capacidad de movilizar esa cúpula celeste que es el diafragma. Hace una respiración torácica, siendo este bloqueo casi siempre vehiculizado por los sentimientos y los afectos. Se bloquea la respiración en la zona donde estos se localizan, el pecho.




¿Qué nos sucede cuando respiramos de ese modo incorrecto?
Esta forma patológica de respiración nos causa estrés y tensión porque fragmenta la unidad de los cuerpos físico, mental y emocional. Esta forma de respirar es parte de una relación inadecuada con nosotros mismos y los demás.

Proviene de nuestra manera de convivir, basada en relaciones que están gobernadas por principios de poder, sin paz y sin armonía, alejada del corazón.

Todo esto está conectado con el hecho de que, actualmente, los seres humanos vivimos corriendo tras el espejismo de los bienes materiales. Creemos que estos nos liberarán de nuestras frustraciones. Emprendemos una carrera tras otra, pero nunca estamos satisfechos, siempre sentimos que algo falta. Reincidimos en una identificación errónea de lo que necesitamos y la vida se nos va, ahogados en ese triste círculo vicioso. Los que nos moldean, lo han comprendido a la perfección. Nos crean objetos materiales que, lejos de ser para cubrir necesidades reales, son sólo para propiciar su demanda.

Los inventores de la lavadora, la nevera o el carro buscaban simplificarnos algunas labores. Hoy día quienes fabrican no están interesados en conocer las necesidades de la gente o en ahorrarles esfuerzos inútiles, sino en crear necesidades artificiales y hacerles desear objetos inservibles y hasta perjudiciales.

Corremos veloces tras la demencia de consumir para competir y esa locura nos traga, nos deshumaniza, hasta convertirnos en simples máquinas que no viven, sino que existen sólo para trabajar.

¿Qué podemos hacer?
Para superar todo esto proponemos la meditación. El primer paso en toda técnica de meditación es parar la rueda de pensamientos y emociones que se mueven en nuestro interior de manera automática.





Trabajamos con el sistema de meditación diseñado por el Dr. Ssin que incluye ejercicios posturales de estiramiento, chi-kung, psicodrama, la respiración y la expresión corporal, verbal y del silencio.

¿Cómo comenzar?
Para superar el estado maquinista de alienación, comencemos apagando la tele y desatándonos de la esclavitud del ordenador, acostarnos un poco más temprano para poder reservarnos espacios regulares para el encuentro meditativo, el recogimiento y el silencio. Como tarea práctica, comienza a levantarte un poco más temprano para marcar el tono del día que empieza.

Siempre se puede hacer algo. Practica el ritual formal que más te guste: meditación, plegaria, chi-kung, tai chi, cantos, lectura de un buen mensaje, de cosas que nos alimenten el espíritu y motiven la devoción de vivir amorosamente el nuevo día.



¿Hasta dónde podemos llegar con la meditación?


Cualquier persona que se acerque a la meditación puede llegar hasta donde lo necesite, hasta donde le interese. Las meditaciones se ajustan a todos los niveles de las personas. Las hay para los que buscan hacerse más tolerantes y comprensivos, para los que quieren liberarse de trastornos físicos y emocionales y mantenerse sanos a nivel psicofísico, otros que la cultivan como vía de autoconocimiento.
/
¿Qué sentido práctico tiene el autoconocimiento para nuestra vida?
/
El autoconocimiento es decisivo para sanarnos a nosotros mismos y a la sociedad, nos permite ocupar el lugar que nos corresponden en la vida, escogemos oficios que se corresponden con nuestros talentos (para evitar el caso del médico que sería mejor como mecánico. Te permite elegir la pareja, los amigos que te corresponden. Nos permitiría vivir bajo el propio ritmo, sin tener que competir ni comparar con los demas, eso reporta paz. Seríamos mas dueños de nosotros mismos, asi no podriamos ser controlados por el poder político, económico, cultural publicidad, los políticos y las religiones.
/
Hay quienes piensan que estas inquietudes sólo han existido en oriente sin embargo, no es así. Por ejemplo, San Agustín que es occidental, se expresaba: "La gente viaja para asombrarse de la altura de las montañas, de las enormes olas del mar, de los interminables cauces de los ríos, de la inmensidad del mar, del movimiento circular de las estrellas, y pasan de largo ante sí mismos sin fijarse".
/
¿Cuáles son los beneficios de la meditación?
Los beneficios que se obtienen en nuestro sistema, como en muchos otros, son: el reequilibrar patrones desorganizados de la estructura, liberar los bloqueos orgánicos, reequilibrar el sistema nervioso y soltar las tensiones musculares, armonizamos la sexualidad y activamos nuestro potencial curativo y amoroso.

Toda persona necesita realizarse utilizando plenamente sus capacidades para encauzar su vida. La práctica de la meditación no se agota como acto puntual, se expresa en todo lo que hacemos, en la forma de cocinar, trabajar, hacer el amor, etc.

¿Qué más nos permite la meditación?
Nos permite tomar consciencia de pertenecer a esa totalidad de la que hablamos antes. Porque resulta que el aire es el mismo para todos. Todos respiramos el mismo aire, así que la idea de independencia o aislamiento, no es posible cuando se toma consciencia de lo que es respirar, porque, queramos o no, la información que va impresa en el aire, antes o después va a llegar a nosotros y nuestra estructura la va a reconocer. Tomando consciencia de que todos respiramos el mismo aire podemos vivir en el interior de seres entes individuales que pertenecen a una totalidad.

¿Cuándo nace la meditación?
La meditación nace con el ser humano. Esto lo podemos contemplar en las diferentes culturas y en todos los seres humanos del mundo.

¿Quién no ha tenido en algún instante una situación que requiere de nuestra parte una atención especial y se requiere entrar en otro estado de conciencia en la que necesitamos intuición o quietud?

¿Se opone esta práctica al hecho de ser o no ser de una religión?
En absoluto, no se opone a que sea o no de una religión. Lo que sí, es una gran ayuda para que la persona tenga mayor comprensión y entrega de la religión que tenga o busque. De igual manera, sirve para que el sujeto se descubra como un ser multidimensional con una dimensión espiritual que es necesario aceptar y cultivar cotidianamente para poder evolucionar y completarse como ser humano, sin necesidad de recurrir a ninguna iglesia o confesión.

¿Hay otras formas para meditar?
Claro que sí, hay meditaciones que se hacen danzando, por ejemplo, la danza sagrada se los derviches, orando o con plegarias, en los montes.




¿Cómo podríamos clasificarlas?
Los sistemas de meditación son de dos formas religiosos y no religiosos.

El religioso es aquel que parte de la forma, es decir, del cuerpo. A partir de la forma, se inicia un viaje hacia el interior, en pos de la reconciliación del todo con nuestro ser. En esta perspectiva se cultiva lo que podríamos llamar la espiritualidad natural del sujeto, a través del autoconocimiento. Por eso en este tipo de meditación se toma muy en cuenta la respiración y la postura del cuerpo.

¿Y la meditación “no religiosa”?
La meditación no religiosa la encontramos en el zen, el yoga, etc.

¿La meditación puede hacerse en compañía?
Se puede practicar individual, en pareja y grupalmente.





¿Cómo sabemos que estamos meditando adecuadamente?
Para comprobar sí se está meditando bien, tenemos que mirarnos. Nuestra meditación ha sido buena si estamos en paz interiormente, si sentimos amor y compasión.

¿Quiénes pueden meditar?
En la meditación no se excluye a nadie por sexo, edad o creencia, cualquier persona que se acerque puede obtener beneficios y, claro, todos los beneficios crecen de acuerdo a nuestra propia disposición y necesidades. Hay personas a las que tan solo les interesa relajarse, otras mejorar su estado físico y otras su estado mental y otras para conocerse mejor a sí mismas.

¿La medicina convencional acepta la meditación?
Hoy la tendencia más humanista de la medicina convencional occidental está abogando por una visión más integral que contenga la totalidad del sujeto; reconocen y hasta promueven la meditación como una actividad terapéutica.

En esa dirección, encontramos las técnicas de relajación de la sofrología hipnótica del doctor Caicedo, el entrenamiento ontógeno de Schultz, la relajación de Jacobson, la relajación estático-dinámica de Jaurean y Klotz, el método de Wintrebert, la relajación con ojos abiertos de Francois Le Huche, el rolfing de Ido Rolf, etc., ect. Todas estas prácticas proceden en gran medida de la meditación.

Encontramos grandes aportes en Europa con los doctores Padilla Corral, Ssin y Kleister. Las investigaciones han aportado muchos frutos a favor de la meditación sanadora.







¿Dónde se puede meditar?
En todo lugar. Lo que tenemos que tener presente es que debemos entrar en nuestro interior.

En el evangelio según san Mateo (6, 6), se dice: “Tú, cuando ores, entra en tu cámara.”

¿Alguna exhortación?

¡Anímate a participar en un curso de meditación con nosotros! El derecho de participación lo tienes en el deseo sincero de producir cambios en tu vida y el vacío necesario, para recibir nuevas posibilidades de fluir y florecer en la vida.

¡Anímate a meditar! Para nuestros encuentros disponemos de hermosos lugares en la cordillera Central y en las afueras de la ciudad de Santo Domingo.


2 comentarios:

Aparelho DVD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If ossible gives a last there on my blog, it is about the Aparelho de DVD, I hope you enjoy. The address is http://aparelho-dvd.blogspot.com. A hug.

JoJosho dijo...

See Please Here